Jesús, ¿a quién quieres que abrace?

Patético: esta palabra podría describir el comportamiento de los apóstoles —y, para qué nos vamos a engañar, el nuestro también— en algunas ocasiones. Jesús les anuncia por segunda vez que lo van a matar y vemos a los discípulos, poco después, discutiendo sobre quién de ellos es el más importante (Marcos 9, 31-34). ¡Qué vergonzosa necedad! La misma que se puede hallar, por ejemplo, en una persona a la que dicen que su padre va a morir y lo primero en lo que piensa es en la herencia… Leer Más

Entre mediocres y perfeccionistas

jesus-te-lleva-a-la-perfeccion

En cierta ocasión, después de que Jesús sanó a un sordomudo, la gente exclamó: «Todo lo ha hecho bien, hace oír a los sordos y hablar a los mudos» (Marcos 7, 37). Todo lo ha hecho bien… Qué bella forma de reconocer que Jesús es Dios. Si recordamos el relato de la Creación, Dios hizo todo bien. «Y vio Dios todo lo que había hecho; y he aquí que era muy bueno» (Génesis 1, 31). Leer Más