Felicidad en juego

jovenes-juego

Los discípulos habían oído la parábola de Jesús. El Maestro no podía ser más claro: no debían poner su confianza en los bienes materiales. Ellos comprendían, pero a la vez se interrogaban preocupados: «Y si falta la comida, ¿qué? ¿Y la salud? ¿Y un techo para resguardarse?». Sin embargo, ninguno se atrevía a expresar sus inquietudes. Leer Más

El gran tesoro

cofre-tesoro

Aquel día, mientras Jesús enseñaba, se presentaron unos con la última noticia del momento: Poncio Pilato, gobernador romano, había mandado a matar a unos galileos mientras ofrecían sacrificios y su sangre se había mezclado con la de los animales sacrificados. ¡Qué muerte tan trágica! Solo un pecador merecía un final tan desastroso. Leer Más

¿Quieres ser luz para el mundo?

luz-atardecer-crespusculo

Jesús le enseñaba a la multitud. Lo escuchaban personas de las más variadas regiones: algunos habían venido de Tiro y Sidón, al norte; otros habían viajado desde Jerusalén, al sur. El Maestro les hablaba de la felicidad verdadera, del amor auténtico. Antes de terminar, les preguntó: «¿Quieren ser buenos testigos de Dios, luz del mundo y sal de la tierra? Aquí les dejo tres claves».

Leer Más

Una vida plena

santisimo-custodia

Algunas veces nos podemos encontrar con vacíos en nuestras vidas, vacíos que nos inquietan y que no logramos llenar. Nada nos satisface. No sentimos plenitud. Entonces, es el momento de recordar que los cristianos tenemos un alimento que sacia las ansias más fuertes y profundas de nuestro ser: la Eucaristía.

Leer Más