La misión

mision

«Ánimo, muchachos, ya falta poco». Pedro aplaudía para alentar a sus diez compañeros. El camino cuesta arriba se hacía pesado en algunos tramos y a varios les faltaba el aire. Por fin, llegaron a la cima del monte, pero, en contra de lo que esperaban, no había nadie. Allí no estaba Jesús. Leer Más

Un regalo significativo

Reyes Magos dan regalos al Niño

María no conseguía salir de su asombro. Tres hombres ricamente ataviados, que decían ser Magos provenientes de Oriente, estaban a la puerta; le aseguraban que habían visto aparecer en el cielo la estrella del Rey de los Judíos. «Llegamos a Jerusalén —contaba uno de ellos— pensando que estaría allí, pero Herodes nos dijo que viniéramos a Belén. Y, en efecto, al emprender el camino, la estrella que vimos en Oriente reapareció en el firmamento y nos condujo hasta aquí». Leer Más

Un secreto familiar

Sagrada Familia Egipto Nicolas Poussin

«¡María, deprisa, levántate! Tenemos que marchar». María despertó sobresaltada. Su primera reacción fue mirar a su hijo, que dormía plácidamente. Entonces, un poco más serena, preguntó a su esposo: «¿Qué pasa, José?». «Herodes quiere matar al niño. Debemos huir lejos, a Egipto». Leer Más

Un gran acontecimiento

Transcurre la historia de la salvación: se suceden Adán, Abraham, Jacob, Moisés, David, Isaías… Al mismo tiempo, pero fuera del tiempo de los hombres, los coros angélicos alaban y adoran al Dios Uno y Trino, a la vez que velan por la humanidad. Pero ni ángeles ni hombres prevén que ha llegado el momento tan anhelado por la Trinidad: el Hijo, el Verbo, se hará carne para la redención de las criaturas. Leer Más

Felicidad en juego

jovenes-juego

Los discípulos habían oído la parábola de Jesús. El Maestro no podía ser más claro: no debían poner su confianza en los bienes materiales. Ellos comprendían, pero a la vez se interrogaban preocupados: «Y si falta la comida, ¿qué? ¿Y la salud? ¿Y un techo para resguardarse?». Sin embargo, ninguno se atrevía a expresar sus inquietudes. Leer Más

¿Y Dios qué quiere?

rezar-voluntad-dios

Mateo y Tomás llegaron a la aldea samaritana. Tocaron la puerta en el primer albergue que encontraron. Un hombre apareció y les preguntó secamente: «¿Qué quieren?». «Hospedaje para trece». «¿Y dónde están los otros?». «Ya están cerca». El hombre se los quedó mirando: «Ustedes son galileos. ¿Hacia dónde van?». Tomás respondió con brusquedad: «A Jerusalén. Pero eso, ¿qué te importa?». Leer Más

¿Te quedaste sin aliento?

luna-llena-con-nubes

El callejón estaba muy oscuro. Era noche de luna llena, pero unas nubes densas la cubrían por completo. Carlos andaba con paso rápido para llegar lo más pronto posible a su casa. Tenía miedo. Pensaba: «Ya solo falta el callejón, a la derecha, cuatro casas y listo». De repente, oyó un ruido a sus espaldas. Giró un poco la cabeza y vio la sombra de un hombre alto. Justo en ese momento, las nubes descorrieron su velo y el brillo de la luna se reflejó en el cuchillo que agarraba el hombre. Carlos comenzó a correr.

Leer Más

Una despedida feliz

alegria-ver-hacia-arriba

Todas las despedidas tienen cierto tono de tristeza. Ya no se verá por un tiempo —breve, largo, o quizá más nunca— a la otra persona. Al despedirse, en el alma aparece la nostalgia y en los ojos, tal vez, las lágrimas… A menos de que uno no quiera a quien se va o de que a uno le convenga su partida, como aquel hombre que envío a su suegra a la casa de sus padres con el siguiente mensaje: «Espero que la reciban con la misma alegría con que yo la mando».

Leer Más

Amar al estilo de Jesús

jesus-mujer-adultera

Se oyeron varios disparos. Dos de ellos lo alcanzaron en el vientre: Juan Pablo II sangraba a borbotones. Rápidamente, se llevaron al Pontífice para el hospital. Mientras tanto, varias personas impedían que el autor de los disparos —Mehmet Ali Agca— escapara. Lo capturaron. A él le daba igual, había cumplido su misión: asesinar al Papa. Leer Más