En esta sección encuentras unas recreaciones narrativas del Evangelio de cada domingo, que tienen como objetivo ayudarte a participar de cada pasaje «como un personaje más».


peregrinos-de-emaus-en-el-camino-tissot.jpg

Corazón ardiente

Cleofás y el otro discípulo llegan a Jerusalén con la noche ya muy avanzada. Van adonde saben que están los apóstoles y, para su sorpresa, los encuentran despiertos. El que les abre la puerta les dice con efusión: «¡Es verdad lo que decían las mujeres! ¡El Señor ha resucitado y se ha aparecido a Simón!».

la-incredulidad-de-santo-tomas-tissot-detalle.jpg

La última bienaventuranza

Oscurece. El primer día de la semana está llegando a su fin. Los discípulos se han encerrado en una casa, por miedo a los judíos que han condenado a muerte a Jesús. Temen correr la misma suerte de su Maestro.

santas-mujeres-tumba-bouguereau-detalle

¡Ha resucitado!

Es el primer día de la semana. Apenas ha salido el sol. María Magdalena, María la de Santiago y Salomé se dirigen al sepulcro para embalsamar el cuerpo de Jesús con los aromas que han comprado.

confesion-san-longino-tissot-detalle.jpg

No más separación

Son más o menos las nueve de la mañana. Acaban de crucificar a Jesús. Sobre su cabeza, coronada de espinas, se puede leer un letrero en el que figura la causa de su condena: «El Rey de los judíos». A cada lado, para humillarlo más, han crucificado a dos bandidos.

gentiles-preguntan-jesus

Una derrota solo aparente

Dentro de poco se va a celebrar la Pascua. Por las calles de Jerusalén uno se puede encontrar con gentiles simpatizantes del judaísmo que han venido a la Ciudad Santa para celebrar la fiesta. Algunos de ellos han oído hablar de Jesús y quieren conocerlo.

jesus-nicodemo-tissot-detalle

Que nadie se pierda

Jesús le dice a Nicodemo: «Cuando las serpientes venenosas atacaron a los israelitas en el desierto y suplicaron al Señor, Él mandó fabricar a Moisés una serpiente de bronce y a elevarla sobre un mástil. Todo el que era mordido, si miraba la serpiente de bronce, sanaba y vivía. Te aseguro que así mismo tiene…

expulsion-mercaderes-templo-bassano-detalle

El templo verdadero

Se acerca la Pascua de los judíos y Jesús sube a Jerusalén. Cuando entra en el Templo, el ruido le resulta insoportable: de un lado, los gritos de los vendedores de bueyes, ovejas y palomas; del otro, el tintineo de las monedas de los cambistas. A Jesús le hierve la sangre. Hace un azote de…

transfiguracion-luca-giordano

La gloria del Hijo Amado

Jesús toma consigo a Pedro, a Santiago y a Juan. «Vamos al monte», les dice. Al llegar a la cima, Jesús se transfigura delante de ellos. Sus vestidos se vuelven de un blanco deslumbrador, un blanco que ninguno de los tres discípulos había visto jamás.

jesus-tentaciones-desierto

Entre bestias y ángeles

El Espíritu empuja a Jesús al desierto. Aridez, soledad, silencio. Durante cuarenta días, Jesús ayuna y permanece en oración. Son las armas que emplea frente a las tentaciones de Satanás.

cristo-sana-leproso-pencz

Sin ostentaciones

El leproso se acerca a Jesús y se postra frente a Él. De rodillas, le suplica: «Si quieres, puedes limpiarme». Al oír la petición humilde del hombre, el corazón de Jesús se conmueve. Entonces, extiende la mano y, asintiendo, lo toca y dice: «Quiero: queda limpio».

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.