Jesús vio que un grupo de fariseos y herodianos venían hacia Él. Resultaba rarísimo verlos juntos. Los fariseos, celosos de la Ley de Dios, se oponían a la presencia de los romanos en la Tierra Prometida; los herodianos, en cambio, eran muy amigos de Roma.

moneda-cesar
La moneda del César, Antonio Arias (Museo del Prado)

Al llegar, un fariseo tomó la palabra y dijo: «Maestro, sabemos que eres sincero y que enseñas el camino de Dios conforme a la verdad, sin hacer acepción de personas, porque no te fijas en apariencias. Dinos, pues, qué opinas: ¿es lícito pagar impuesto al César o no?».

Jesús se cubrió los ojos con el índice y el pulgar, y resopló decepcionado. Claramente le tendían una trampa. Si respondía que sí debían pagar impuestos al César, los fariseos lo acusarían de traicionar al pueblo de Israel. Si decía que no, los herodianos lo delatarían ante las autoridades romanas por animar a no pagar los tributos.

Jesús exclamó: «Hipócritas, ¿por qué me tentáis? Enseñadme la moneda del impuesto». Le presentaron un denario. Él, acercándoselos a la cara, les preguntó: «¿De quién son esta imagen y esta inscripción?». Le respondieron: «Del César». Entonces les replicó: «Pues dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios».

Los fariseos y los herodianos quedaron admirados. Como no supieron que responder, se marcharon. Jesús reunió a los discípulos que estaban con él y les dijo: «Cumplid siempre con honestidad vuestros deberes y obligaciones terrenas. Sed celosos con las cosas del Señor; cuidadlas y no las mezcléis con los egoísmos que a veces tienen los hombres. Vivid siempre con justicia, dando a cada uno —a Dios y a los hombres— lo que le corresponde».

Texto del evangelio

Mateo 22, 15-21 (leer).

Lecturas de la Misa del Domingo

Isaías 45, 1-6 (leer).

Salmo 96 (95), 1-10 (leer).

1 Tesalonicenses 1, 1-5 (leer).

Otras citas bíblicas para meditar

Romanos 13, 1-14 (leer).

Filipenses 2, 12-16 (leer).

Salmo 33 (32), 18-22 (leer).

Preguntas para orar

1. ¿Soy responsable con mis deberes y obligaciones?

2. ¿Actúo con justicia o me dejo guiar solo por mis intereses?

3. ¿Aprendo de Jesús el verdadero celo por las cosas de Dios?

Un comentario en “¿A Dios o al César?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s