Fue el sábado más largo de su vida. María Magdalena, Juana y María la de Santiago esperaban ansiosas que pasara el día de reposo que debían observar los judíos para poder visitar el cuerpo de Jesús en el sepulcro. Estaban profundamente abatidas: se habían burlado de su Maestro, lo habían torturado, ¡lo habían asesinado! Querían darle, por eso, una última manifestación de amor: embalsamar su cuerpo magullado y lleno de heridas con perfumes y aromas.

jesus-resucitado-aparece-a-maria-magdalena

Pasado el sábado, las tres mujeres salieron de madrugada hacia el sepulcro: iban cabizbajas, con los ojos hinchados de tanto llorar. Pero, al llegar al lugar, la tristeza se transformó en desconcierto: el sepulcro estaba abierto y ¡no estaba el cuerpo de Jesús! La Magdalena gritó desesperada: «¿A dónde se llevaron el cuerpo de Jesús?».

No está aquí: resucitó

De repente, se presentaron dos personajes con vestiduras relumbrantes. Las mujeres no se atrevían a mirarlos. Entonces, uno de ellos les preguntó: «¿Por qué buscan entre los muertos al que está vivo? No está aquí, resucitó. Recuerden lo que les dijo Jesús cuando aún estaban en Galilea: que debía ser entregado en manos de los pecadores, ser crucificado y resucitar al tercer día».

María Magdalena, la otra María y Juana no cabían en sí mismas de la alegría. Corrieron como nunca habían corrido hacia donde estaban los apóstoles y les contaron lo sucedido. Ellos se negaban a creerles: «Alucinaciones de mujercitas. Eso es imposible». Pedro, sin embargo, fue rápidamente al sepulcro: se sorprendió al verlo vacío.

¡Cristo vive y vive para siempre!

La Resurrección de Jesús, a pesar de ser predicha por Él mismo, fue algo inesperado para sus seguidores. Para ellos, su Maestro había sido sabio, bueno y poderoso en obras y curaciones, pero la muerte lo había vencido al final: por eso las mujeres iban tristes —no esperaban la noticia de la resurrección— y los apóstoles se negaban a creer. No habían tenido fe en las palabras de Jesús: aún pensaban solo con criterios humanos.

Cristo Resucitado nos invita a tener visión sobrenatural: ir más allá del «aquí y ahora» de la vida terrena, y creer en la vida verdadera: la vida eterna. Esta vida «no está aquí» —como les dijo el ángel a las mujeres—, no está en este mundo, en sus alegrías y placeres efímeros; sino en Jesucristo, que ha resucitado. ¡Cristo vive y vive para siempre! ¿Quieres vivir así? Cree y confía en Jesús: ¡Solo Él tiene palabras de vida eterna!

texto bíblico base

Lucas 24, 1-12

textos bíblicos de apoyo

Antiguo Testamento

Salmo 117 (116), 17

Nuevo Testamento

Juan 6, 68

Juan 11, 25-26

Romanos 6, 4-11

1 Corintios 15, 12-14

Colosenses 3, 1-4

Preguntas para meditar, reflexionar y orar
  1. ¿Creo que Jesús está vivo?
  2. ¿Me dejó llevar por la lógica mundana? ¿Veo mi vida con sentido «sobrenatural»?
  3. ¿Vivo para la vida eterna? ¿Tengo fe en que Jesús me resucitará?

4 comentarios en “Vivir para siempre

  1. Hoy nosotros los catolicos celebramos la resureccion de nuestro señor Jesucristo…y para salvarnos del pecado Dios dio a unico hijo…
    Porque estaba escrito que el hijo de Dios debia padecer y morir…pero que al tercer dia resucitaria…
    Que no seamos nostros como dicipulos qie no entidia lo que su maestro le enseñaba…hermanos no perdamos la fe ..que al contrario en estaa fecha tan especial nuestro corazon se alegre en recordar que JESUCRISTO A RESUCITADO…..

    Me gusta

  2. El evangelio de hoy nos llena de alegría
    Y podemos pensar que no hay amor más grande que el de nuestro padre dio a su único hijo por nuestra salvación
    Mucha alegría y Única para los creyentes que Jesús Resucito
    Una alegría plena en nuestros corazones un gozo indescriptible al sentirnos muy amados por nuestro Señor
    Que con la Resurrección nos dio la oportunidad de una vida plena
    Una vida eterna
    Vivamos llenos del gozo de su Resurrección
    Y nuestra vida será de otra manera
    Porque confiamos y queremos confiar cada día más
    Que Jesucristo ha resucitado y para siempre

    Me gusta

  3. Jesucristo ha Resucitado!! En verdad ha resucitado !! Este evangelio nos llena de esperanza y de paz… después de la tormenta llega la calma… Después de la oscuridad llega un nuevo día y en especial este día lleno de luz para el mundo, el día en que Jesús ha resucitado. Que la Fe nunca nos falte para creer que el final no ha llegado y que dejándonos guiar por sus palabras os esmeremos a llevar una vida santa que nos permita alcanzar el cielo.

    Me gusta

  4. Leer este evangelio me llena de alegría, de esperanza y me hace sentir un ser amado por Dios, quien ha resucitado y está entre nosotros para amarnos de verdad, cuidarnos y guiarnos en esta vida terrena. Pero se que debo ser constante, aplicar la palabra de Dios y no perder la fe, pues el señor vive y está a mi lado y con todos nosotros para guiarnos a la vida eterna.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s